lunes, 24 de julio de 2017

Orly Lumbreras, el tonto más grande de Gredos




Si este blog fuera uno económico, al titular este post 'Orly Lumbreras, el tonto más grande de Gredos', los siguientes párrafos hablarían de una burbuja económica situada en Gredos en torno al sector del vino. Vendría siendo algo así como que un viñador sin viña pagase por un pedacito de terruño una cifra desorbitada en Gredos para, al cabo de poco, vendérselo a otro que pagaría un precio aún más escandaloso con la esperanza de venderlo a otro que no tendría manías en pagar una cifra aún mayor. Y así en bucle hasta el infinito. No, hasta el infinito no, sólo hasta que alguien, sin quererlo, fuese coronado como 'El tonto más grande de Gredos'. El tonto más grande es el especulador que no tuvo éxito. El que compró sin más intención que volver a vender y no vendió. Al que dejaron plantado para cenar y se lió con los palitos de pan porque son gratis. Y bueno, que hay muchas maneras de arruinarse, y algunas incluso tienen su encanto a ojos del que observa el cataclismo, pero ser 'El Tonto más Grande' no tiene ningún encanto. Es ser un mierda. Así sin más.

Si este blog fuera uno literatúrico (perdón, pero me encanta el palabro), al titular este post 'Orly Lumbreras, el tonto más grande de Gredos', los siguientes párrafos hablarían, con muchos adjetivos bucólicos de por medio, sobre el doble significado que pueden tener las palabras. Significados a menudo opuestos. O sobre cómo ciertas palabras han ido cambiando de significado con el paso de los siglos para no tener ya nada que ver con lo que eran en su origen. En ese momento, tocaría poner algún ejemplo que fácilmente se encuentra gugleando, e ir intercalando alguna frase motivadora para que la gente no se despiste.

Y si este blog fuera uno sobre la vida y obra de Aaron Sorkin, al titular este post 'Orly Lumbreras el tonto más grande de Gredos', los siguientes párrafos irían sobre un capítulo concreto de una serie concreta escrita por Sorkin, en el que retuerce la teoría económica de 'The Greater Fool (el tonto más grande)' haciendo un doble mortal con tirabuzón invertido para, no ya encontrar un doble sentido o una evolución a unas palabras porque los siglos no perdonan o los lenguajes pueden resultar erráticos, sino algo tan sencillo como un nuevo punto de vista, un enfoque diferente.

¿Y si al final, 'El Tonto más grande', en lugar de ser el paria que se queda con la rosa en la mano porque ella se da la vuelta por tomar un riesgo desmedido y no calibrar bien, fuese, él, su actitud y los que son como él, responsables de los mayores avances? 

Porque quizá haya dos tipos de 'El Tonto más Grande'

Quizá exista el que es un hijo de puta sin escrúpulos que planifica y ejecuta un plan despreciando el daño a terceros (algunos luego se pegan tiros imposibles en el pecho), bien sea este daño que los terceros pierdan algo, mucho o todo, o simplemente paguen un sobreprecio que no deberían.

Y quizá exista el que simplemente ambiciona sin joder. El que quiere. El que tiene intención. El que va a donde los demás no se atreven. El que avanza y hace avanzar. Eso propone Sorkin, despojando al tonto más grande del manto de la maldad. ¿Puede ser? Sorkin siempre intenta inspirar.

Pero estamos en Gredos y estamos con Orly Lumbreras.
Y os aseguro que al pensar en esto que os voy a explicar, me vino a la cabeza Gredos, como también me vino a la cabeza la teoría económica del Tonto más grande, como me vino a la cabeza la burbuja económica de los tulipanes en Holanda en el XVII, como me vino a la cabeza la venta de vinos a la avanzada. Las cabezas a veces son caprichosas.

Orly Lumbreras se ha propuesto rescatar una vieja bodega en Navalmoral de la sierra, en la zona del alto Alberche, Gredos. Es una bodega antigua donde se elaboraban vinos en tinajas de barro, y que necesita una importante intervención de chapa y pintura.

Orly Lumbreras no tiene toda la pasta que se necesita.
Orly Lumbreras os pide ayuda.
Orly Lumbreras propone un 'crowdfunding', que viene a ser algo así como encontrar padrinos que pongan cantidades peques de dinero que le permitan financiar la chapa y pintura, a cambio de una recompensa directamente proporcional a la mano que se echa. Botellas de vino es la recompensa.
Orly Lumbreras propone una venta a la avanzada de los vinos que hará en la bodega que quiere recuperar.

No son grandes vinos de grandes chateaus franceses los que vende a la avanzada en este sistema.
Tampoco son grandes vinos españoles.
Ni siquiera son vinos de mierda españoles vendidos a la avanzada que un ávido marchante consigue colocar.

No. Son sus vinos. Grandes o pequeños. Buenos, malos, regulares o lo que sea.
Son los vinos que quiere hacer.
Son los vinos que quiere hacer en una bodega que quiere recuperar porque si no, la bodega se va a tomar por culo.

No es una burbuja de los tulipanes.
No es la burbuja de Gredos.
No es una tomadura de pelo.

Es sólo, que El Tonto más grande de Gredos aún cree que se puede hacer algo para cambiar las cosas.
Cree que puntualmente, se pueden vender vinos a la avanzada que no sólo sirvan para presumir de etiqueta, sino que sirvan para presumir de 'yo ayudé a salvar una bodega que es patrimonio histórico'.

Igual Orly, mi amigo, no ha calibrado bien.

Igual quedaría mejor decir que como ayuda a una cooperativa sin cobrarles nada, pues que no tiene pasta para remodelar la bodega. Aunque sea mentira y de las gordas. Pero igual alguno entonces sí colaboraba.

Es complicado que alguien quiera comprar vinos a la avanzada sin que éstos sean un vacile.
Es complicado, también, que alguien quiera vino de Gredos que no esté apadrindado, subvencionado, cacareado, y que sea una mentira tan enorme que las caras de los que cantan sus gestas no se caen de vergüenza diciendo según qué cosas, porque esas caras están alicatadas a doble favor.

Haced lo que creáis, si creéis, podéis y queréis.

Si tenéis, a partir de 25€ para 3 botellas de vino, podéis decidir entre comprar 3 botellas que podéis comprar en cualquier momento, o apadrinar el proyecto de Orly y trincar 3 botellas de una buena causa.

Lo mismo si tenéis 50€ para 6 botellas.

Y casi lo mismo si tenéis 100€ para 12 botellas.
Aunque con 100€ de presupuesto ya tenéis suficiente para que os engañen con alguna venta a la avanzada de vinos que quedan guay en la neverita de vino con puerta de cristal.

Lo que creáis, a mí ya sólo me queda desprecio.
Salvo por cosas como esta de mi amigo Orly Lumbreras, el Tonto Más Grande de Gredos.


Pinchando en el link de la foto podéis saber más sobre el asunto.


El proyecto de la bodega


https://www.verkami.com/projects/18204-recuperar-la-bodega-artesanal-del-tio-carvajal-en-navalmoral-de-la-sierra-avila

RC