sábado, 11 de marzo de 2017

Zozobra, So Zorra


Ya ni me acuerdo de cuándo publicamos el primer capítulo de ROOSTER COGBURN.
Revista de vino, independiente, sin publicidad y gratuita. (chúpate esa, Jessie)

Tampoco me acuerdo ya de cuándo se publicó el último capítulo.
Ni recuerdo, otra vez tampoco, cuando casi publicamos un último capítulo a modo póstumo.

Como los viejos boxeadores, como las viejas bandas de rock, o como los cuarentones cuando vemos rodar una pelota de nuestro deporte favorito (si a éste se juega con una pelota), una última gira de conciertos, un último combate, o un último partido entre solteros y casados, supone una idea peregrina, que va y viene. Que asoma y se esconde. Que te reta y que se disculpa. Me suena.

La realidad tozuda nos dictó que ninguno de los que empujábamos ROOSTER COGBURN tenemos el tiempo necesario, el verbo adecuado o acaso la ilusión para continuar un chiringuito que sólo da disgustos. Sin embargo, para mí, cada vez que vuelvo a empezar THE NEWSROOM del maravillosamente redicho Aaron Sorkin, es como para Woody Allen escuchar a Wagner en 'Misterioso asesinato en Manhattan'. A él le dan ganas de invadir Polonia, y a mí de de teclear. De escribir diciendo que todo esto del vino es una enorme casa de putas. Que no hay crítica seria en España; que las revistas son unos panfletos publicitarios, que los bloggers son un mal innecesario. Que hay excepciones, claro. Ardo por intentar decir a la gente que otro vino, otros medios, otro mundo es posible. Me muero de ganas de todo eso. Y de reunir a la banda de nuevo. Eso también.






Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.
jugando con la marea
te vas, pensando en volver.
eres como una mujer
perfumadita de brea
que se añora y que se quiere
que se conoce y se teme.


En una entrevista que un ser humano hizo a los chicos de Estopa, éstos confesaban que al cabo de meses de cantar una canción nueva, una de cuyas estrofas acababa con la palabra 'zozobra', uno de ellos, obviamente el que no había escrito la letra, cantaba, lleno de rencor 'so zorra'. Imagino que si alguna vez les da por hacer un cover de Mediterraneo del inmortal Serrat, la mujer irá 'perfumadita de hebrea'.


Y es que hay cosas que suenan parecidas pero no son lo mismo.

Que no es lo mismo hacer vino que ser agricultor.

Que no es lo mismo tener un viñedo y una bodega con toda la montaña de problemas que ello conlleva, que no tener ni una puta hectárea de viñedo y elaborar donde a uno le dejan un espacio para apañarse.

Porque no es lo mismo ser agricultor o elaborador, que embotellador.

Que no es lo mismo un artículo que una nota de prensa.

Que no todas las cosas son la misma puta cosa.

Que no es lo mismo escribir sabiendo, que teclear los susurros al oído.

Que esto está lleno de farsantes, tramposos y feriantes.

Que no es lo mismo salir de una DO por revolucionario que para tener más fácil hacer trampas.

Que no es lo mismo organizar unos premios, que repartirlos entre amiguetes.

Que no, joder, que no es lo mismo zozobra que so zorra.

Así que a todos los que alguna vez estuvisteis a punto de enviar un artículo rebelde (no rebelde per se sino rebelde porque sí), os invito a terminar el artículo. Y a enviarlo.

Porque no es lo mismo el asunto éste del vino con ROOSTER COGBURN que sin ella.

Así que volvemos. 
Otra vez. 
Un último partido, combate o gira mundial.

Que valga la pena.


ROOSTER COGBURN
@CogburnSostiene