lunes, 12 de diciembre de 2016

Frank Sinatra y Los Cipotes


Hubo una vez en que este mundo tuvo dueño. No ha vuelto a pasar ni pasará, pero, en el siglo XX, el mundo tuvo un dueño. Lo sabía mucha gente, y lo sentenció Dean Martin.

"Este es el mundo de Frank, nosotros sólo vivimos en él".

Se refería a Sinatra, en efecto. En una de las míticas actuaciones en el Sands, mezclando música, humor y alcohol, Dean Martin, que sabía mucho de las tres cosas, resumía así la situación mundial durante aquellos años. El mundo era de Frank Sinatra. Y sin embargo.

El personaje es tan gigantesco que uno no puede pretender en un post de blog hacer referencia siquiera a una parte de ese montón de cosas que era e hizo el de los ojos azules de Hoboken. Sin embargo, hoy que se cumplen años (gracias Asoon) del nacimiento del único dueño del mundo ever, me ha venido a la cabeza un artículo de Íñigo Lomana en El Español titulado 'En la era de la prosa cipotuda'. El artículo, que a mí me encantó, va, por resumir, de hasta qué punto estamos rodeados del estilo del quién por encima del 'lo cualo'. Cómo parece que es más importante el estilo de quién cuenta, que aquello que nos cuenta en sí mismo, si es que hay algo que contar. Cómo si hubiera que dejar una gotita de pis en cada árbol por el que uno pasea cerca para que los demás sepan que uno estuvo allí, como en el techo de la habitación de Morgan Freeman (Red) en 'The Shawshank Redemption' cuando su suicidio interruptus; antes de emprender camino a Ciguatanejo.



Bueno, podríamos decir que Sinatra también iba dejando sus gotitas de pis por todas partes, sí, pero yo me refiero a su música. De eso, que me está costando avanzar, va este post. De gotas de pis.

Uno escucha a Sinatra (a poder ser en un buen equipo HI-FI), sea cual sea la época del artista que elija, y se da cuenta que hay una cosa, a mi parecer, que nunca ocurre. Sinatra no se pone por delante de la canción. La interpreta. Sin giros ridículos, sin gorgoritos, sin montañas rusas, sin estridencias. La banda debía afinar (más les valía) y él cantaría de la forma más elegante que se puede cantar. Sin molestar, dejando que la canción brille.

En contraposición, hoy tenemos las emisoras de radio atiborradas de gorgoritos, sonidos guturales en canciones pop  y subidas y bajadas mareantes en canciones de amor. Lo más ridículo que se pueda escuchar. Ha llegado a tal punto la obsesión cipotuda, que hasta en algo tan naïf como Operación Triunfo (o como se llame el programa actual de karaokes), las criaturas que andan por allí, que no han cantado más allá del rellano de su casa, quieren impregnar canciones ajenas con un estilo propio; su sello dicen, su personalidad, dicen, sin que nadie se les escojone de risa en la cara. Es posible, es más, estoy casi seguro, que se cumpla aquí también el asunto cipotudo del Mr Lomana, y es que al fin y al cabo, si uno tiene una mierda de canción que cantar, pues igual mejor que la gente se fije en el estilo, porque no hay nada más. Eso tiene sentido.

Y en los vinos (siempre los vinos) ocurre demasiado a menudo, más de lo mismo.

La elaboración cipotuda de vinos es cuando el elaborador se empecina en dar por culo con 'su interpetación'. Su interpretación del terruño, pues lo mismo le lleva a plantar variedades que vienen del frío en medio de un desierto; a fermentar en pellejos del primer bicho que encuentren, a extracciones exageradas, a vinos hechos con veinte variedades (hasta un 1.5% de una variedad he visto en un vino, que hay que tener huevos...), a, literalmente, lo que sea con tal de luego llenarse la boca de 'su interpretación'. Y joder, esas interpretaciones acostumbran a valer una pasta.

A mí me da que ese culto al individuo que andamos sufriendo está haciendo mucho daño. Sea en prosa cipotuda, sea en vinos cipotudos, sea en cavas cipotudos...o en platos de comida cipotudos.

Dejad de interpretar de una puñetera vez, y dejad que la cosa fluya. Si hay materia, no hay nada más poderoso que eso. Si la canción es buena, no la jodáis. Si el vino es bueno, no molestéis. Si el jamón es bueno, no le pongáis mayonesa, cabrones.

Sinatra se hartó de vender discos. Tuvo su propia discográfica. Hizo pelis. Se llevó un Oscar. Era colega de Humphrey Bogart y de Lauren Bacall. Cuando los negros no podían entrar en según qué sitios, dijo que Sammy entraba por cojones. Fue íntimo de JFK (y de los que vinieron después). Cantó mejor que nadie. Tenía mejor swing que nadie. Le quedaba el anillo macarra en el dedo meñique mejor que a nadie. Y a nadie se le ha perdonado tanto llevar un horrible peluquín.

Así que, queridos escritores, cantantes, elaboradores de vino, y seres humanos en general: si el único dueño del mundo que ha existido jamás lo hizo, no andéis vosotros poniendo los cipotes por delante de vuestra obra. Sinatra os miraría mal. Y con razón.


Rooster Cogburn


sábado, 10 de diciembre de 2016

Cava para todos




Hubo un tiempo, que es en el que estamos, que cuando a una distribuidora le ofrecían llevar los vinos de una bodega de La Rioja, la primera respuesta era un 'buf' perezoso. Que es que si otro Rioja, que ya hay muchos, que cuesta mucho vender, que...mil excusas. Ocurre que debido a la enorme cantidad de vinos de dicha DO, cuando una bodega o su distribuidor iban al mercado (tiendas y restaurantes) a ofrecer los vinos, encontraban el 'buf' perezoso correspondiente. La de vinos buenos que se habrán perdido en el olvido de los 'buf' perezosos. Resultaba más emocionante y diferenciador -eso con lo que todos sueñan- distribuir un vino de algún bosque o desierto deshabitado, aunque el resultado fuese sospechoso, pero bueno, al fin y al cabo, se podría decir que se llevaban vinos de una región más en el catálogo. Que de catorce a quince quizá estuviese la clave del éxito.

Esa es una de las razones, en mi opinión, por las que el Cava es ese gran desconocido alrededor de España. Y digo gran desconocido basándome en la gente a la que conozco que se dedica a este trajín del vino. Conozco a mucha gente que son muy buenos conocedores del vino español, por muchas DO's que haya, gente que conoce bien no sólo el panorama español sino algunos de los otros grandes países productores; de la misma manera que hay quien conoce, por haber peinado a conciencia durante años, prácticamente todo lo que se cuece en el mundo del vino. Y sin embargo, hay un denominador común aplicable a un porcentaje escandaloso de todos ellos. No conocen el Cava.

¿Por qué? Alrededor de España se conocen cinco o seis bodegas de elaboración de cava de calidad, y luego, las marcas que están en los supermercados. ¿Por qué? Por lo que os decía de La Rioja, en mi opinión.

¿Otro Cava? 'Buf' perezoso. Es curioso esa pregunta de 'otro cava' cuando en realidad hay poquísimos que sean conocidos por el público.

Las ganas de aprender, la curiosidad y el espíritu aventurero para descubrir vinos nuevos se mudan al glamuroso Champagne cuando de burbujas se trata.

¿Conocéis alguna Guía del Cava? Yo no. Oí algo que La Guía Peñín estaba barruntando pero no he logrado encontrar nada al respecto.

Sí tenemos, sin embargo una guía de Champagnes. La magnífica Guía Melendo del Champagne.
Lo cual no es una crítica a Jordi Melendo, apasionado desde hace décadas a las burbujas francesas, y también buen conocedor de las patrias. Sólo constato un hecho.

¿Conocéis a alguna distribuidora que haya apostado 'all in' distribuyendo únicamente cavas? No.

Sí tenemos, también sin embargo, un ejemplo con el Champagne con los chicos de 'A la Volé', y el también magnífico trabajo que hacen con los vinos que importan.

¿Conocéis alguna frase de Winston Churchill diciendo que necesita una copa de cava? No.
Sobre sus frases y el Champagne, ni hablamos, aunque esto tiene una explicación histórica de primero de EGB. Sin embargo, las frases de Churchill y muchos otros sobre el Champagne se repiten hasta la saciedad para razonar el por qué de elegir siempre las burbujas que vienen del frío y, a menudo, despreciar en la misma afirmación a las que vienen del Penedés y cercanías.

Y bueno, sobre esto último sólo puedo decir que acurrucarse en la manta del glamour i del buen gusto con frases que han dicho otros es un lastre para descubrir un montón de maravillas que hay por aquí.

Ayer o hace unas semanas, una y otra vez leía por twitter conversaciones en las que se hacía de menos al Cava de manera casi necesaria, en la coletilla de una oda al Champagne. Como no hay nada que sea absoluto, siempre aparece algún ser humano en defensa (también) del Cava. ¡Bravo!

Así que he pensado romper la norma por la cual nunca hablo de vinos concretos, y os voy a presentar una lista de Cavas que a mí me parecen estupendos, dentro del enorme abanico de posibilidades que os ofrecen las burbujas de por aquí.

Notaréis, porque lo notáis todo, sumilleres de la vida, que en mi lista sólo hay cavas catalanes.
No hay ninguna cuestión política ni leches de esas. Es que mi experiencia se limita a cavas catalanes, y a alguna docena de desastres de Cavas elaborados en el resto de España. Y sólo os voy a hablar de cavas que a mí me gustan.

Notaréis, también, que no hay ningún cava que, por lo menos de manera oficial, esté elaborado con variedades que no son autóctonas (salvo error por mi parte). No es porque los que sí tienen variedades foráneas sean todos malos, sino que es que yo no los compro, así que mal podría recomendar algo que no he probado.

Ah, sí, una cosa importante antes de empezar. Si queréis tener una guía de qué cavas molan o no, lo puto imprescindible es comprar La Guia de Vins de Catalunya que desde hace ya nueve años elaboran Jordi Alcover y Silvia Naranjo, catando a ciegas (irán ya por los 10.000) los vinos y espumosos de Catalunya.

La lista no está por orden de preferencias, sino por el orden que me viene a la cabeza.
Y seguro incluye referencias que ya habéis probado.
Si hay alguna que no conocéis y os animáis a comprar, pues ese era el objetivo.

GRAMONA III LUSTROS 2007 (menos de 30€)
RECAREDO BRUT DE BRUT FINCA SERRAL 2007 (menos de 30€)
RECAREDO RESERVA PARTICULAR 2005 (sobre los 55€)
RECAREDO TURÒ D'EN MOTA 2005 (100€)
GRAMONA CELLER BATLLE 2005 (sobre los 55€)
FREIXENET CASA SALA 2006 (sobre los 40€)

Hasta aquí, todo en orden, ¿verdad? Este grupo de cavas los conoce todo el mundo por la cuestión distribución/rioja que hablaba al principio. Mi único comentario es que no deberíais tener miedo de pagar ni 50 ni 100 euros en cavas de gran calidad, incluso aunque Freixenet os dé miedo por algunas cosas perpetradas que se venden en supermercados. Dejaros de comparaciones y prejuicios, y disfrutad de algo grande. Y en mi opinión, si podéis guardarlos unos años, mejor que mejor.


BERDIÉ GRAN NATURE 2011 (sobre los 15€)
FREIXENET CUVÉE DS BRUT 2007 (sobre los 17€)
SEGURA VIUDAS TORRE GALIMANY (sobre los 15€)
MARIA RIGOL ORDI BRUT NATURE GRAN RESERVA (sobre los 20€)
CLOS LENTISCUS XAREL.LO EXPRESSIÓ (sobre 30€)
COLET NAVAZOS EXTRA BRUT (sobre los 20€)
CASTELLROIG VERMELL BRUT (sobre los 15€)
REXACH BAQUÉS BRUT NATURE GRAN RESERVA (sobre 10€)
REXACH BAQUÉS BRUT IMPERIAL (8€)
NADAL SALVATGE BRUT (8€)
MARIA RIGOL ORDI RESERVA BRUT NATURE (sobre los 15€)
FREIXENET CUVÉE DS MALVASIA DOLÇ RESERVA (sobre los 15€)
VILARNAU SUBIRAT PARENT BRUT RESERVA (sobre los 15€)
CARLES ANDREU BRUT NATURE RESERVA (sobre los 15€)
CASTELL SANT ANTONI TORRRE DE L'HOMENATGE (sobre los 60€)
GIRÓ RIBOT EXCELSUS 100 MESOS (sobre 65€)
VIVES AMBRÒS TRADICIÓ (sobre 15€)
BLANCHER TERESA BLANCHER BN GRVA (sobre los 15€)
MIQUEL PONS BN GRAN RVA (sobre 15€)
CLOS LENTISCUS SUMOLL RESERVA FAMILIAR (menos de 15€)
MAS BERTRAN ARGILA (sobre 20€)
LLOPART IMPERIAL BRUT GRVA (sobre 15€)
AGUSTI TORELLO MATA BRUT GRVA (sobre los 15€)
CASTELL DE SANT ANTONI BRUT NATURE GRVA (sobre los 20€)
BERDIÉ BRUT RUPESTRE (menos de 10€)
BERDIÉ AMOR (menos de 15€)


Bueno, creo que con esto podéis ir buscando botellas por abrir y disfrutar.
Sólo permitidme una vez más: no sois Winston Churchill, ni estáis obligados a sudar glamour. La ignorancia (por desconocimiento) no es nada glamurosa, amiguitos.

Ah! y recordad una cosa, que aunque parezca de cajón, es un error común.

Un Brut Nature NO es mejor que un Brut. Ni peor.

Usad un Brut Nature para acompañar vuestros platos; un brut de aperitivo, postres y copas en horas furtivas.

Eso, como regla de tres que, como todas, no es infalible.

Pero si elegís un BN de los de verdad como copa de aperitivo, el disgusto que os llevaréis de sequedad en la boca, será culpa vuestra. Avisados estáis.

Viva el Cava! (y el Champagne también, quede claro)


NOTA: Puede que algunos de los espumosos de la lista no estén en la DO CAVA y anden en la DO PENEDÉS, pero no estoy muy al día del asunto y me daba pereza consultarlo. Entenderéis la importancia.



Rooster Cogburn