jueves, 22 de septiembre de 2016

From Lost to the River del Duero


Vamos a poner por caso que soy una estupenda bodega ribereña "from the Duero river". 
Una de esas que aparte de estar consolidada en los lineales, también tiene una reputación intachable entre cuñados y qué decir entre los veremeros. 

Pero siempre hay un pero, y aún necesito lo que se llama hoy día del 2.0 o visibilidad. 
Sí, eso del internet o lo que viene siendo publicidad en las redes sociales. 
Y empezamos a carburar en las oficinas.
Si  pones el oído, se oye un zumbido de mentes en marketing echando humo cual torre de pc de un gamer.

Tras un brainstorming de cuarto de hora, en la pizarra (porque somos vintage) aparece una ecuación para dar envidia al mismísimo Sheldon Cooper. Visibilidad es igual a la suma de influencers y bloggers multiplicada por un Macguffin (para los de la Logse, véase término acuñado en el cine para mantener o distraer la atención sobre algo que al final no existe o verás). 

Esto en la calle lo llamamos trilero, eso de las bolitas... 

Pero no nos despistemos y volvamos al tema. Hemos perpetrado una fechoría... Ejem, digo idea, que nos transportará por la cinta de la visibilidad en un plis plas. Vamos a hacer un vino, coupageando los vinos más votados en una cata!!!!

¿No es genial? Estamos todos con nuestros persas albinos en el regazo, juntando yemas de dedos formando con las manos un triángulo perfecto. La genialidad es algo que les llega a pocos.




Fíjense en la jugada.
 
Primero, nos ocupamos de que la publicidad sea gratuita. Al invitarlos a formar parte de este evento, ellos encantados acudirán y harán saber que están realizando esto mismo.
 
Segundo, nosotros podemos seguir su criterio o simplemente, pasárnoslo por el arco del triunfo (de hecho, ya hemos triunfado) y poner el coupage que queramos. Nadie se daría cuenta.
 
Tercero y último. Cuando saquemos este vino, volvemos a tener repercusión, porque todo aquel que haya participado del proceso querrá su cuota de protagonismo.
 
¡Bravo! Nos congratulamos de ello.

Ahora, si de verdad quieren tener un criterio acerca de nuestro vino, pruébenlo y digan. 
Pero ya saben, quizás no les interese contradecir a tan nutrido elenco...
 
Que tengan un plácido día.


Oscar Soneira
@OscarSoneira

No hay comentarios:

Publicar un comentario